Bodegas de productos químicos en Maipú: al igual que con la curtiembre

Bodegas Santa Marta es el proyecto que almacenará productos químicos en la comuna y que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) aprobó sin consulta ciudadana. Porque, al igual que con la curtiembre, nadie la solicitó.

El 22 de agosto de 2017 el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) aprobó el proyecto de Bodegas Santa Marta que busca almacenar sustancias químicas, peligrosas y misceláneas, en la zona industrial de la comuna.

Se consideró que el proyecto presentado por la Inmobiliaria Santa Cristina “no genera ni presenta riesgos para la salud de la población” ni para los recursos naturales renovables, calificándolo como “molesto”, en la escala de peligroso, insalubre o contaminante, molesto o inofensivo.

Lo que significa que puede “ocasionalmente causar daños a la salud o la propiedad y que normalmente quedan circunscritos al predio de la propia instalación”, según la Ley General de Urbanismo y Construcciones.

Municipalidad

La Municipalidad de Maipú realizó sus observaciones en tres ocasiones durante la evaluación ambiental del proyecto:

La primera en 2016 firmada por el ex alcalde Cristián Vittori donde se pronuncia inconforme y a la espera de las respuestas a sus observaciones planteadas.

En 2017, la alcaldesa Cathy Barriga señala que se mantendrá pendiente de su pronunciamiento mientras no se otorgue la calificación industrial.

Finalmente, Boris Gálvez, como administrador municipal subrogante, firmó que “esta corporación edilicia señala que en relación a la compatibilidad territorial, la calificación territorial del proyecto solo podrá ser inofensiva o molesta”.

Y, como se dijo, así fue como el SEA calificó el proyecto, como “molesto”.

Participación

“Bodegas Santa Marta” ingresó a la evaluación ambiental vía Declaración de Impacto Ambiental (DIA), al igual que la curtiembre.

Lo que significa que solo hubiesen contado con participación ciudadana si así lo hubieran solicitado dos organizaciones con personalidad jurídica o diez personas naturales directamente afectadas, en un plazo de diez días desde la publicación en el Diario Oficial.

Y en este caso, al igual que en el de la curtiembre, no fue solicitada.

Recurso

La semana pasada, la alcaldesa Cathy Barriga anticipó que se interpondrá un recurso de protección para impugnar la aprobación del SEA, por considerar al proyecto como peligroso.

Además de que “no trae beneficio alguno a la comunidad maipucina”, sostuvo el concejal ecologista Gonzalo Ponce, quien calificó al recurso como “insuficiente” y propone “realizar la apelación directamente al director del SEA”.

Comentarios

  1. Matias dice

    Pero se trata de almacenar en las condiciones apropiadas productos que actualmente no lo están… No entiendo el conflicto.

  2. Francisco G dice

    Lloran por todos, ni siquieran tiene claro como serán estas bodegas y como son sistemas de emergencia y/o mitigación, lo que corresponde es que la Municipalidad y los entes que correspondan fiscalicen bien.
    por la ignorancia hacen ruido y se aprovechan de esta gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.