La “guerra campal” por el conflicto de los feriantes y coleros en Maipú

Coleros quieren un permiso para trabajar y feriantes buscan proteger sus ingresos frente a una nueva competencia.

concejo1

Las ferias libres se estructuran según un ordenamiento municipal que define su ubicación, la cantidad de puestos disponibles, los días y horarios de funcionamiento.

Pero no siempre es perfecto porque los cupos no alcanzan para toda la gente que necesita trabajar, o en ocasiones, existe un aprovechamiento donde una persona cuenta con más de un puesto o arrienda este.

Generándose el eterno conflicto entre coleros y feriantes.

Los primeros, que en su situación de “ilegalidad” son destinatarios de infracciones y fiscalizaciones por parte de Carabineros, mientras que los segundos cuidan su trabajo evitando el ingreso de una nueva competencia.

“Guerra campal”

“Si no hemos avanzado es porque no se han puesto en el lugar del otro”, señaló una ofuscada alcaldesa frente a la increpación del dirigente de la Coordinadora Ferias Libres, Persas y Recicladores sector poniente, Miguel Jorquera, casi finalizando la sesión del concejo municipal del martes 10 de octubre.

El concejal Alejandro Almendares (RN) había mencionado el conflicto, solicitando a la administración le informara al Concejo el resultado de las mesas de trabajo que se han estado realizando con los feriantes.

La alcaldesa, que lo interpretó como un abanderamiento por un sector, lo recriminó por no asistir personalmente a las mesas de trabajo, al tiempo que los dirigentes interrumpían.

“La idea es discutir las problemáticas de la comunidad sin que esto sea una guerra campal”, sostuvo el concejal al notar que se desató un enfrentamiento innecesario y recurrente en cada sesión de concejo.

Finalmente, lo único que quería era que se les remitiera el acta de las reuniones para estar en conocimiento y no duda de que hay un “sano esfuerzo” en resolver esta problemática por parte de la alcaldesa.

Ordenamiento

“Mientras esas dos partes no tengan claro lo que quieren no podemos avanzar”, señaló la alcaldesa a los dirigentes feriantes que la emplazaban.

Además, mencionó que se encuentran ordenando el tema, fiscalizando que la gente sea de la comuna, no compita con sus productos, pero “ustedes no quieren que trabajen”.

Más tarde, en entrevista con La Batalla, Miguel Jorquera señaló que”cuando hay un ordenamiento siempre va a haber heridos”.

A pesar de esto, es lo que desean, que haya un orden, una fiscalización. Que se suspendan los permisos de quienes tengan sus puestos vacíos, los arrienden, o en otras palabras no cumplan, y que se les entregue a quienes lo necesiten, pero no a todos.

Porque “no todos podemos ser comerciantes. Tiene que haber una buena política para que el trabajo sea rentable. ¿Se imagina fuéramos todos taxistas?”, me consultaba.

Considera que hay coleros del sindicato Fe y Esperanza que merecen obtener un permiso de trabajo, pero otros no, porque tendrían un trabajo oficial y se pondrían en la cola solo para aumentar sus ingresos.

Fe y Esperanza

Mientras que el sindicato de coleros Fe y Esperanza continúa esperando una respuesta por su propuesta presentada al Concejo.

Ver: La situación que ya no quieren vivir los coleros en Maipú.

“No somos delincuentes y tampoco estamos pidiendo limosna, estamos pidiendo trabajo”, señaló Rigoberto Tapia, dirigente del sindicato.

Agregando que, “hemos pasado días enteros en la Municipalidad y nada, solo calmantes, vuelvan mañana”. “No nos recibe el administrador, menos la alcaldesa, solo sale una coordinadora nueva que pusieron y nos trata de ilegales”.

El problema adicional es “el acoso policial” ya que se les ha cursado varias infracciones y se les expulsa del lugar donde se ubican.

Vecinos

Por su parte, el concejal Almendares, calificado como “muy transparente y leal” por Jorquera, espera que la situación se resuelva a la brevedad por el bien de los feriantes, los coleros y de los vecinos que muchas veces se les deja fuera, pero que también resultan implicados por tener puestos fuera de sus casas.

Comentarios

  1. JEJEJE dice

    LOS ACTUALES FERIANTES ERAN COLEROS Y DIERON LA MISMA LUCHA QUE DAN LOS QUE HOY SON COLEROS, CON LA OPOSICION DE LOS ANTERIORES FERIANTES (QUE ANTES FUERON COLEROS)… LOS ACTUALES COLEROS CUANDO TENGAN PATENTE, SE OPONDRAN A QUE LOS NUEVOS COLEROS TENGAN PATENTES Y SE CONVIERTAN EN FERIANTES Y ASI SEGUIRA ESTA HISTORIA POR SIEMPRE……

  2. Anónimo dice

    Hay feriantes que fuera de arrendar sus puestos, no pagan o deben mas de 2 millones, repactan cuando hay elecciones repactan deuda y despues dejan de cancelar, si ka sra alcaldesa, reordena la feria habrian muchos cupos para los coleros, a demas no los pillan ya que los puestos estan a nombre de otros familiares, a demas hay varios que son de otra comuna, si piden la ficha cas, como tienen puesto y son de otra comuna, ejemplo cerrillos, quilicura, y tiene 2 puestos, si averiguan se sabra quienes son, el derecho a trabajar es de todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.