Mario Desbordes, el hombre de RN que irrumpe en Maipú: Vengo a ganar

Mario Desbordes, Secretario General de Renovación Nacional y candidato a Diputado por Maipú: “La gran mayoría de los chilenos no está esperando ningún tipo de regalo, y quiere salir adelante por su mérito”.

DesbordesPortada

Mario Desbordes se graduó de la Escuela de Carabineros de Chile y se desempeñó en la institución y en Gendarmería. El año 2000, siendo gerente de una filial de la Lotería de Concepción, ingresó al grupo de profesionales de RN. Hoy es un personero importante al interior del partido, es su Secretario General.

Candidato a Diputado por el Distrito 8, “pieza, espero yo, importante, de lo que vamos a hacer el próximo año en el gobierno del Presidente Piñera”.

Mario Desbordes (6)

MarioDesbordes

Distrito 8

Desde hace algunos años que reside en Chicureo, comuna de Colina, pero conoce Maipú. Porque vivió acá, en el 7 1/2 de Pajaritos, y su familia lo sigue haciendo:

“Cuando me han interrogado de repente en la calle, por los tacos, por los problemas de delincuencia, no son cuestiones que me sean ajenas. No conozco la comuna por el diario o la TV, y soy de los pocos que vive en el distrito”.

“He visto esta comuna crecer, desarrollarse y transformarse desde hace treinta años, donde Pajaritos era un camino bordeado de parcelas, a lo que es hoy: una comuna más grande que muchas regiones del país, en cuanto a cantidad de habitantes, con muchísimos desafíos, con una necesidad urgente de que quienes estamos en política nos pongamos de acuerdo para sacar adelante muchos proyectos.

“Vengo a ayudar, a colaborar, no vengo a competirle al municipio, al revés, y con quien sea el próximo Intendente de la Región tenemos que sacar adelante muchos proyectos para la comuna” .

Mario Desbordes (7)

“Vengo a ganar”

“Hay muchos proyectos que no se harían en Las Condes o Vitacura —se extiende—, pero los gobiernos en general los hacen en comunas como Maipú, Colina, Quilicura o Tiltil sin arrigarse. Si el relleno sanitario hubiese sido en Las Condes estaríamos usando tecnología de avanzada, que hoy día ya dejó fuera a los rellenos sanitarios. Lo que está pasando en la Plaza de Maipú, donde las obras debieron haber sido entregadas hace meses, y nos dicen ahora (sospechosa la cuestión, por no ocupar otras palabras), que las van a entregar después de las elecciones. Ese tipo de cosas no pasan en Las Condes o Vitacura”.

“Vespucio, que parte en Maipú y Cerrillos —sigue—, en el sector alto se va a construir de manera soterrada, con estándares de país europeo, y sin embargo acá lo construyen con los mismos estándares que tendría en cualquier país subdesarrollado”.

“Ese tipo de cosas tenemos que enfrentarlas junto con todas las autoridades de la comuna —concluye—, y esa es la disposición que yo traigo, y vengo a ganar, vengo a ser diputado, no vengo a hacer el servicio militar, ya lo hice. Estoy viejo en política, y lo que vengo ahora es a ganar y a ser diputado, y por un buen tiempo, por este distrito”.

Mario Desbordes (10)

Partido

—Considerando el peso de la UDI acá, ¿no piensa que pone en riego un gran capital, para usted y para RN, al ser candidato a diputado por este distrito?

—Lo más fácil para mí habría sido ir de candidato por Las Condes. Si lo hubiese querido, nadie me puede negar, como Secretario General, el cupo en Las Condes. Allá me conocen mucho más, la gente me ubica, y quizás de entrada ya tendría mucho mayor apoyo del que podría tener acá. Pero, tres cosas: uno, no estoy acostumbrado a los regalos, a mí no me han regalado nada, me he esforzado muchísimo por tener lo que tengo; dos, vivo en este distrito, no tengo por qué ir a meterme a un distrito ajeno, y; tres, si los líderes del partido no estamos dispuestos a venir a apuntalar un distrito que es un poquitito más difícil, entonces cerremos por fuera”.

Chile, ¿de derecha?

Desbordes dice que planteó hace un par de años ya, una idea expresada hace poco por el presidente de su partido:

“Lo que nosotros hemos dicho es que la mentalidad del chileno promedio no es de izquierda. En todas las encuestas, el chileno dice: yo lo que quiero es trabajar, es esforzarme, es ganar las cosas con mi sudor. No espero regalos, no espero del Estado nada más que tres cosas: que no me meta la mano al bolsillo, que me asegure la cancha pareja y que evite los abusos. La gran mayoría de los chilenos no está esperando ningún tipo de regalo, y quiere salir adelante por su mérito, por su esfuerzo, por sus capacidades, por su propio sudor”.

“Y ese, en mi opinión, no es el discurso tradicional de la izquierda, no es el subsidio, no es la intervención estatal. Es el discurso tradicional que ha tenido la centroderecha, y por eso planteé al partido, hace algunos años atrás, que no le tuviéramos miedo a hacer campaña, no le tuviéramos miedo al voto obligatorio, porque el chileno no es de izquierda, es una persona que tiene, sin saberlo probablemente, una mentalidad más cercana a nosotros”.

“Y creo que esa es la lógica que tiene la mayoría de la gente de Maipú —remata—. Gente de clase media, que con mucho esfuerzo ha ido logrando una casita, un cacharrito, un auto más nuevo, y que ha ido avanzando más allá de lo que fueron sus padres o sus abuelos. Y eso se hace con sacrificio, con esfuerzo, con empeño personal y familiar, que es lo que he logrado yo”.

Mario Desbordes (11)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.